Loading...

Hoy os traemos una imagen más para el repertorio de dudas razonables dentro de las innumerables evidencias de vida pasada en el planeta Marte.

Esta vez, parece que nuestro robot favorito, el Curiosity, hizo una instantánea en una zona que, además de ser la misma donde anteriormente parecía haber encontrado un hueso, ahora parece que le tocó a una estatua antigua con el rostro de lo que podemos identificar con un dios anunnaki.

Simplemente hay que centrar el zoom en dicha piedra y se puede observar los ojos, la nariz y la típica perilla que caracteriza a estos dioses representados por los sumerios. Además, el pelo de la cabeza, también parece presentar la típica forma ondulada.

Escépticos no tardaron en dar su punto de vista exponiendo que no se trata de otra cosa que simple pareidolia, pero, asumámoslo, últimamente no hacen más que salir imágenes de pareidolia en el planeta rojo, parece que cualquier descubrimiento que se pueda hacer en Marte no sea más que una simple pareidolia, la verdad.

Muchos especialistas, arqueólogos y físicos, aseguran que se puede intuir perfectamente esta cara y, es más, aseguran que, una de dos, o está completamente enterrada, o pertenece a algún tipo de restos que quedaron ahí después de un evento destructivo de gran calibre, como una explosión nuclear o el impacto de un meteorito.

Recordemos que una de las eminencias en este campo, el Dr. John Branderburg, Físico Teórico de la Universidad de California y colaborador activo de la NASA, asegura que hay muchas evidencias de que Marte estuvo habitado en un pasado distante y esta imagen, que a continuación la presentamos sin filtros ni retoques, es una colección de escombros de todo tipo, incluso está seguro de que algunas de estas piezas representa alguna parte biológica.

Según él, hay suficientes evidencias que demuestran, al menos, dos grandes explosiones nucleares en el pasado distante. Sus pruebas se basan en la infinidad de rastros de uranio y torio que se registran constantemente en la superficie de este planeta. El Dr. Branderburg, también asegura que la Luna está o estuvo habitada por algún tipo de raza alienígena. Afirma que en muchas imágenes que estudió “in situ” en la propia NASA se ven claramente rastros de antiguas edificaciones en la superficie y es algo que la humanidad no tardará en descubrir, porque, cada vez, la tecnología que maneja las personas de a pie, es cada vez más sofisticada, y cualquiera podrá observar esto desde su propia casa con un telescopio de gama media.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here