Loading...

Las personas que presionan contra el azúcar llevan décadas abocadas a estudios que relacionen la sustancia con el cáncer y la enfermedad cardíaca.

Un estudio que se llevó a cabo el año pasado reveló que los ratones que habían sido fuertemente alimentados con dietas de azúcar tenían más probabilidades de desarrollar cáncer de mama, dijo la Asociación Azucarera. Este es uno de los lobbies más grandes en Estados Unidos que ejerce presión a favor del azúcar, y calificaron el estudio como sensacionalista. El grupo había dicho que no había una prueba creíble que relacione el azúcar que se ingirió y el cáncer.

Sin embargo, los investigadores y los médicos han hecho afirmaciones de que la industria azucarera podría haber evitado que la investigación se publicara intencionalmente. Un nuevo estudio ha revelado cómo la Asociación Azucarera ha trabajado para ocultar los hallazgos científicos del azúcar de mesa y los efectos dañinos que tuvo en los ratones hace unos 50 años.

DOS ESTUDIOS DURANTE LA DÉCADA DE 1960 NO FUERON REVELADOS

El informe brinda detalles sobre dos estudios que no se han publicado, que se conocían como el Proyecto 259, que el lobby azucarero financió durante la segunda mitad de los años sesenta. Ambos estudios incluyeron investigaciones sobre los efectos de darles comida a las ratas.

En un estudio, las ratas habían sido alimentadas con una dieta que estaba bien equilibrada con frijoles, cereales, pescado y levadura, y la otra mitad de las ratas recibió una dieta que consistía en un alto contenido de azúcar. Los investigadores encontraron que las ratas que habían consumido la dieta con alto contenido de azúcar tenían más riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca y tenían niveles de grasa que eran más altos de lo normal en la sangre.

En el segundo estudio, las ratas alimentadas con azúcar se compararon con las ratas que habían sido alimentadas con una dieta de almidón, y encontraron que los roedores que comían la dieta azucarada tenían más probabilidades de tener niveles de enzimas que estaban elevados y asociados con cáncer de vejiga.

Ninguno de los dos estudios había sido publicado, y el Proyecto 259 fue interrumpido por la Sugar Research Foundation. Investigadores de la Universidad de California en San Francisco dijeron que su estudio había contribuido a un cuerpo más amplio de literatura que documentó la manipulación de la ciencia por parte de la industria.

LA ASOCIACIÓN AZUCARERA DICE QUE ES ESPECULACIÓN Y SUPOSICIÓN

La Asociación Azucarera había negado la acusación y dijo que el nuevo estudio es solo una colección de suposiciones y especulaciones sobre algo que ocurrió casi cinco décadas atrás y que fueron realizadas por investigadores y financiadas por organizaciones e individuos que eran conocidos por ser críticos de la industria del azúcar.

Continuaron diciendo que habían revisado los archivos de investigación y habían encontrado que había documentos que revelaban que había tres razones por las cuales el estudio finalizó, y ninguna de las razones involucraba posibles hallazgos de investigación. Dijeron que el estudio se había retrasado significativamente y que se había excedido el presupuesto y que el retraso se había superpuesto con la reestructuración de la organización.

CIENTÍFICOS DE HARVARD PAGADOS EN 1967 POR LA ASOCIACIÓN AZUCARERA

Esta no es la primera vez que se dice que el azúcar se interpuso en el camino de la ciencia. Solo el año pasado los investigadores encontraron que la Sugar Research Foundation, que era el nombre de La Asociación Azucarera, había pagado a tres científicos de Harvard en 1967 para hacer que el azúcar pareciera más saludable y sugieren que, de hecho, la grasa era el problema principal en las dietas.

El coautor del estudio, Stanton Glantz, dijo que ese tipo de manipulación o investigación es similar a lo que hace la industria del tabaco. Muchas décadas de investigación sobre el azúcar han relacionado su consumo con muchos problemas de salud, que incluyen enfermedades cardíacas, enfermedades renales y colesterol alto. Investigaciones recientes han sugerido que el azúcar puede jugar un papel importante en el crecimiento de los tumores; sin embargo, los científicos no creen que pueda hacer que el cáncer crezca más rápido y no están seguros de que exista un vínculo con la formación del cáncer.

Después de muchos años de ingerir alimentos con bajo contenido de grasa y alto contenido de azúcar, los consumidores pueden ahora ser más sabios con respecto a los problemas relacionados con el azúcar que parecen estar ocultos desde hace mucho tiempo. La Administración de Alimentos y Fármacos de los EE. UU. también parece ser así porque en 2021 dijeron que todas las etiquetas de nutrición tendrían que incluir el porcentaje del valor diario del azúcar agregado y este será el primero. Las calorías de la grasa se eliminarán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here