/EL MISTERIO DE LA MOMIA SIBERIANA CON ZAPATILLAS ADIDAS

EL MISTERIO DE LA MOMIA SIBERIANA CON ZAPATILLAS ADIDAS

Hace poco más de un año, el mundo de la arqueología quedaba en shock al conocer algunos datos sobre un asombroso hallazgo en las montañas de Altái, una región al norte de Mongolia, limítrofe con Rusia.

Este hallazgo hacía referencia, ni más ni menos, al de una momia en un estado de conservación bastante óptimo y con muchísimos enseres que cuenta un poco la historia de la misma.

Hasta ahí, nada fuera de lo normal. Lo sorprendente viene cuando dan a conocer sus primeras imágenes que dejan atónitos a todos los expertos cuando descubren lo que parecen ser unas zapatillas de marca Adidas.

UN HALLAZGO SIN PRECEDENTES

La noticia corrió como la pólvora y todo el mundo quiso saber más sobre este suceso. Ya que, la momia, como tal, parecía tener entre 1000 y 1500 años. Todas las características hacían datar este hallazgo sobre esa época, pero las zapatillas no encajaban y parecía ser un elemento más de sus enseres.

Un año después, se dio a conocer los primeros datos sobre los estudios de la momia y concluyen que:

“La mujer tendría una edad comprendida entre los 30 y los 40 años. Es muy posible que las consecuencias de un golpe en los huesos faciales fueran la causa de la muerte. Sin embargo, los científicos no pueden determinar si esta mujer habría sufrido alguna caída o fue atacada. Junto a ella, en la tumba, los arqueólogos encontraron un total de 51 artículos como un bolso bordado, cuatro vestidos, una silla de montar, jarrones y un kit de costura. Todo esto acompañado por un cráneo de carnero y los restos de un caballo.”

Se cree que esta mujer vivió en la zona mongola de Alatái sobre el 1000 D.C. y actualmente se está exhibiendo en el Museo Nacional de Mongolia y es uno de los grandes reclames para los visitantes.

¿PRUEBAS DE UNA VIAJERA EN EL TIEMPO?

Todo hace pensar que la momia es original, pero nadie sabe explicar cómo llegaron dichas zapatillas aquí. Muchos aseguran que es una viajera en el tiempo que tuvo un gran poder entre sus allegados y por eso este tributo en su entierro.

Y, aunque al museo le gusta dejar la duda en el aire, no quieren ni confirmar ni desmentir si estas zapatillas son, de verdad, parte de la misma momia.

Hace unos meses se dio a conocer unas imágenes de sus piernas en las que se pueden observar perfectamente estas zapatillas, que en realidad serían unas botas y no unas zapatillas deportivas como aseguraban en el The Siberian Times. Aún así, los expertos aseguraron que tienen un gran valor por el marcado nivel decorativo ya que los pigmentos utilizados, por aquella época, era bastante improbable verlos por esa zona.

Obviamente, parece que les conviene seguir creando dudas ante la opinión pública dándole más bombo al asunto. ¿Ustedes qué opinan?